Propiedad Intelectual en Cuba

Marta Moreno Cruz

La propiedad intelectual está integrada por una serie de derechos de carácter personal y/o patrimonial que atribuyen al autor y a otros titulares la disposición y explotación de sus obras. Por ello es necesario tener un grupo de redes nacionales e internacionales que cuiden estos derechos. Así en 1886, se firmó el Convenio de Berna para la protección de obras literarias y artísticas constituyéndose en la fuente internacional de protección del derecho de autor, éste fue el punto de partida, y a lo largo de más de un siglo, ha contado con otras reuniones igualmente importantes como la Convención Universal y el Convenio de Roma, para sentar bases de protección para los creativos intelectuales.